Efectivo Técnicas para Oracion A La Virgen Maria Que puede Comenzar a usar hoy mismo

oraciones para dormir bien 2020-01-10

Contenido

oracion a la virgen maria

Aquí nos tienes humildemente postrados frente tu espectacular imagen. En Ti ponemos toda nuestra esperanza. eres nuestra vida y consuelo. Estando bajo tu sombra protectora, y en tu maternal regazo, nada podremos temer. Ayúdanos en nuestra peregrinación terrena e intercede por nosotros ante tu Divino Hijo en el instante de la muerte, para que alcancemos la eterna salvación del alma. , que desde este sitio manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos y cada uno de los que solicitan tu amparo; escucha la oración que con filial seguridad te dirigimos y preséntala frente tu Hijo Jesús, único redentor nuestro. Cada mes, nuestros leyentes leen más de 45 millones de páginas.

Lea mas sobre aqui.

Oraciones A La Vírgen María

Tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santurrón, por los siglos de los siglos. Te solicitamos, Señor, infundas tu gracia en nuestras psiques, para que los que hemos conocido por el mensaje del ángel el secreto de la encarnación de tu Hijo, seamos conducidos a la gloria de la resurrección, por los méritos de Su Cruz y Pasión.

  • En Ti ponemos toda nuestra esperanza.

María, Madre de Nuestro Señor, con humildad solicitamos que derrames tus bendiciones sobre todos y cada uno de los miembros de la Asociación de la Medalla Prodigiosa. Bendice su generosidad que da vida a la devoción a ti y ayuda a fomentar la fe en tu Hijo, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, suplica por nosotros pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte. Y concibió por obra y felicidad del Espíritu Santo. A Ti celestial princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día, alma vida y corazón.

Te suplicamos que nos concedas un amor muy grande a todos los beatos sacramentos, que son como las huellas que ti Hijo nos dejó en la tierra. Aquí te traemos cuatro oraciones dirigidas a la Virgen María, Madre de Dios, para que puedas acercarte a ella a lo largo de este mes de las madres. Virgen Santísima, que habiendo agradado al Señor fuiste elegida para ser su Madre, Inmaculada en cuerpo y alma, dirige piadosa una observación sobre estos hijos que te imploran tu protección. La serpiente infernal, contra la que fue lanzada la primera maldición, continúa atacando ferozmente y tendiendo lazos a los desterrados hijos de Eva.

Santísima Virgen, acompañas por los caminos del mundo a los que expatrian en pos de trabajo y de pan. que conoces también el exilio, mira piadosa nuestra condición y bendiciendo a quienes nos hospedan, candela, te rogamos, sobre todo a esos a quienes la necesidad obliga a dispersarse, y a quienes la fraternidad ajena acoge asociándolos al esfuerzo común de los propios trabajos. Santísima y también Inmaculada Virgen María, oh Mi madre, a ti que eres la Madre de mi Señor, la Reina de todo el mundo, la Abogada, promesa y cobijo de los pecadores, vengo en este momento a soliciar tu bendición. Yo te venero, oh gran Reina, y te doy gracias por tantos favores que me has hecho anteriormente; pero sobre todo te doy gracias por librarme de todos los males. Te amo, oh Señora dignísima de todo amor, y por el cariño que te tengo, prometo de ahora en adelante servirte, y hacer todo lo que de mí dependa para que otros te amen. En ti coloco mi seguridad y mi esperanza de salvación.

Lea mas sobre elcredocatolico.com aqui.

oracion a la virgen maria

oracion a la virgen maria

Por el mismo Cristo nuestro Señor. Pequeña y dulce María, princesa mía, sin pecado concebida, estrella de mis días y desde niña la mas especial profecía.

Concede a nuestros hogares la gracia de querer y de respetar la vida que empieza, con el mismo amor con el que concebiste en tu seno la vida del Hijo de Dios. Virgen Santa María, Madre del Amor Bello, resguarda a nuestras familias a fin de que estén siempre muy unidas, y bendice la educación de nuestros hijos.

Recíbeme como a tu siervo y cúbreme con tu manto de protección, tú que eres la Madre de la clemencia. Y puesto que tienes tanto poder para con Dios, líbrame de las tentaciones, o cuando menos obtenme la felicidad de vencerlas. Te pido un verdadero amor a Jesús, y la felicidad de una santa muerte. Oh Mi madre, por el amor que tienes a Dios, Nuestro Señor, te ruego que seas mi ayuda en todo tiempo, pero principalmente en el último momento de mi vida. No me dejes, Madre mía, hasta el momento en que me mires salvo en el cielo, para bendecirte allí y cantar tus alabanzas por toda la eternidad.

María, mujer de la acción, haz que nuestras manos y nuestros pies se muevan “deprisa” hacia los demás, para llevar la caridad y el cariño de tu Hijo Jesús, para llevar, como , la luz del Evangelio al mundo. Ayúdanos a fiarnos plenamente de él, a creer en su amor, sobre todo en los momentos de tribulación y de cruz, cuando nuestra fe es llamada a crecer y a madurar.

Ilumina esta vida mía, en ocasiones enceguecida, sin ansias ni esa y totalmente depauperada. Hazme, pequeña Maria, luz en estos días y resplandor en la oscuridad del alma mia.

Salve Reina de misericordia, Señora de todo el mundo, Reina del cielo, Virgen de las vírgenes, Sancta Sánctorum, luz de los ciegos, gloria de los justos, perdón de los pecadores, reparación de los desesperados, fortaleza de los abatidos, salud del orbe, espéculo de toda pureza. Lleve a cabo tu piedad que el mundo conozca y experimente aquella felicidad que tú hallaste frente al Señor, obteniendo con tus santurrones ruegos perdón para los pecadores, medicina para los enfermos, fortaleza para los cobardes, consuelo para los afligidos, auxilio para los que peligran. El avemaría es una tradicional oración católica dedicada a María, la madre de Jesús de Nazaret. La sección primera de la oración tiene fundamento bíblico en el Evangelio según san Lucas y es la oración primordial del Ángelus y del rosario.

oracion a la virgen maria

Intercede ante tú Hijo, para que me dé la fuerza que necesito para trabajar para la gloria de Dios y la salvación de todo el mundo. Escucha benigna la confiada oración, que en la presente necesidad, elevamos a tu misericordia, si es para gloria de Dios y bien de nuestras almas. por tu mediación ofrecemos infinitas gracias a Dios por el favor que dispensaste a tu querida sierva, Santa Catalina Labouré, apareciéndote pura y sin mancha de pecado, ofreciéndole como antídoto de todos los males la Medalla Prodigiosa. Por este favor te solicitamos que nos hagamos dignos de tu protección y reales devotos de tu Muy pura Concepción. , que has amado glorificar con innumerables prodigios a la Bienaventurada Virgen María desde el primer instante de su Concepción Inmaculada. Te suplicamos que cuantos devotamente imploramos tu protección en la tierra, merezcamos disfrutar de tu vista en el cielo.

En la dramática situación de hoy, llena de sufrimientos y angustias que oprimen al mundo entero, asistimos a ti, Madre de Dios y Madre nuestra, y buscamos cobijo bajo tu protección. Oh María, resplandeces siempre y en todo momento en nuestro sendero como un signo de salvación y promesa. A ti nos encomendamos, Salud de los enfermos, que al pie de la cruz fuiste socia al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe. También, pide a la Virgen que asista “a los líderes de las naciones, para que actúen con sabiduría, diligencia y generosidad, socorriendo a los que carecen de lo necesario para vivir, planeando resoluciones sociales y económicas de largo alcance y con un espíritu de solidaridad”. Una de es una adaptación al contexto actual de coronavirus de la tradicional oración “Bajo tu amparo”.

Lea mas sobre solofrases.org aqui.

y la reflexión sobre las principales virtudes de la Virgen María… su maternidad, su servicio, su devoción a la oración, su lealtad. Para que el Señor nos dé la felicidad de una genuina conversión y a fin de que vivamos más las virtudes de la Fe, la Esperanza y la Caridad.

oracion a la virgen maria

Realiza un comentario