Oraciones católicas para la noche

Oraciones para dormir con los ángeles 2019-02-18
Califica esta oración

Oraciones católicas para la noche

Dios ha de ser el primer pensamiento al comenzar el día y el último de la noche; si bien la mejor manera de hablar con nuestro Señor es con palabras salidas del corazón, a continuación, se traen algunas oraciones con las que pedirle y agradecerle, antes de ir a la cama en paz.

Oraciones católicas para antes de dormir:

No hay mejor momento que antes de acostarse para estar en tranquilidad, es por ello que el día debe culminar con oraciones nocturnas dirigidas al Creador. Antes de pasar a un par de ejemplos, cabe acotar lo recomendable de detenerse primero a meditar un poco lo vivido en el día y las cosas que pueden mejorarse mañana, puesto que la actitud y comportamiento es lo que nos forja como personas agradables ante los ojos del Todopoderoso.

Oración de agradecimiento a Dios para la noche

La siguiente oración es una muestra clara de cómo se debe dar gracias a Dios y así conciliar el sueño con mayor facilidad:

“Padre Celestial y Supremo, te agradezco encarecidamente por el amor que me das y los beneficios concedidos en el día que ahora termina; te pido perdón por las faltas que pude haber cometido y de corazón me arrepiento si en algo te ofendí. Enséñame el camino y posa sobre mí tus manos benditas para que no vuelva a pecar y evitar defraudarte. Que tu gracia divina me acompañe. Amén.”

Otra forma de agradecerle a Dios por el día que termina y cuantas bendiciones concedió es la siguiente:

“¡Mi Dios bendito! Solo tú que le das luz a esta noche y permites que nuevamente se sobreponga a la oscuridad en la mañana, concédeme el perdón de mis culpas y toca mi corazón para que no vuelva a incurrir en ellas; regálame la oportunidad de un buen descanso y las fuerzas necesarias para que, con tu bendición, amanezca vivo y en tu gracia. Por nuestro Señor Jesucristo, tu hijo que contigo reina en el cielo hasta la eternidad. Amén.”

Oración para terminar la noche en familia:

Las familias católicas acostumbran a rezar juntos, en especial, cuando hay niños pequeños en casa que apenas dan sus primeros pasos en el cumplimiento de los mandamientos de la Ley de Dios; preciso para estas, se deja a continuación una oración de la noche con la que todos los integrantes del hogar podrán descansar bien:

“Oh, Padre Nuestro, ante ti me arrodillo porque solo tú eres nuestro gran refugio; gracias por mantener a nuestra familia unida y segura. Con fe y convicción de ser escuchados por ser tus hijos, te suplicamos que perdones las faltas que cometidas y nos libres de cualquier enfermedad, accidente o daño.

Mientras dormimos, toca nuestros corazones para que por tu bendita misericordia seamos mejores mañana y podamos gozar del regocijo de ser agradables ante tu presencia. Durante esta noche, vela nuestro sueño y ampáranos cubriéndonos con tu sangre bendita. Que tus Ángeles sean nuestra paz y sus alas nos brinden abrigo. Amén.”

 

Realiza un comentario